constelaciones zodiaco

Los nacidos tras el solsticio de invierno, es decir, a partir del 22 de diciembre y hasta el 20 de enero, pertenecen al signo de la Cabra. Capricornio es uno de los tres signos del elemento Tierra. Creen por tanto en el más acérrimo materialismo, o por lo menos a esa faceta de la experiencia se aferran y apegan.

En cuanto a la naturaleza del signo, Capricornio es un buen representante de la naturaleza cardinal. Por tanto, le gusta la actividad y tener una meta concreta hacia la que proyectar toda su energía. En resumen, en la acción directa. Si se tienen en cuenta ambos factores, es decir, el elemento Tierra y la naturaleza cardinal, entonces aparece en primer plano el movimiento de la materia, con todo lo que ello conlleva.

¿Como es Capricornio?

La autoría del movimiento de la materia es algo que concierne muy directamente a Capricornio. Para bien, obtener de gloria y prestigio. O para mal, con responsabilidades, metodología y consecuencias. Para poder llevar a un buen fin tanta responsabilidad habrá que contar con sangre fría y con el control sobre la vida instintiva. Para dicho cometido nadie mejor que el planeta de la restricción, el viejo Saturno, regente de Capricornio.

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

La mala fama que pesa sobre Saturno no se debe a otra cosa que al tremendo esfuerzo que su energía representa. Pero sin el tesón, la constancia, la concentración y la dedicación, pocos logros se pueden conquistar. Con el planeta del anillo aprendemos como se deben hacer las cosas. Como la estrategia resulta imprescindible si se va a realizar un considerable desplazamiento de energía. Además de qué necesarios son el compromiso de no abandonar hasta terminar lo que nos hemos propuesto y tener una sabia administración. Todo ello suena muy serio, respetable, importante y, por qué no decirlo, un tanto aburrido. Esto no quiere decir que Capricornio sea un signo poco divertido, su sentido del humor puede ser irónico, corrosivo y muy liberador.

Cualidades de Capricornio

Otras cualidades dignas de mención que dicho planeta ofrece a sus nativos son la prudencia, la paciencia, la sobriedad y las dotes para la meditación. Haciendo un pequeño examen se podrá comprobar cómo para Capricornio resulta primordial todo lo relacionado con el factor tiempo. Y cómo todos sus valores se alcanzan con la madurez personal. Por eso al viejo Saturno se le considera el planeta de la ancianidad.

Un capricornio tiene muy estimulados los sentidos. Y tienen una tendencia a realizar un análisis material exhaustivo de lo que cae en sus manos. Pues bien, el signo cardinal de este elemento no para de buscar nuevas presencias materiales para comprobar el posible interés que estas podrían proporcionarle. En muchas ocasiones, actúa con un comportamiento frío, distante, calculador y un tanto deshumanizado. Así el subconsciente queda relegado a un segundo término. Ya que en la mayor parte de los casos lo único que hace es estorbar a los sentidos. Y eso es algo que un signo de Tierra no se puede permitir.

Esta tendencia a reprimir aquello que escapa al control de la persona, con el tiempo, acabará incrementando los miedos y las dudas personales. Los bloqueos emocionales son propios de Capricornio. Seguramente ese temor y la falta de confianza en la vida es lo que empuja al nativo de este signo a una incesante búsqueda, a ir acumulando poco a poco las riquezas materiales. Con el fin de sentirse un poco más seguro.

La ambición mueve al signo Cardinal de Tierra, que no deja ni una sola porción de terreno sin inspeccionar. Al igual que el buscador de oro repasa meticulosamente los lechos de los ríos. Y desde luego que, quien busca encuentra. Pero también se esfuerza, sobre todo si lo hace bajo los rígidos patrones que impone el elemento de Tierra.

Como vemos a  través de este post la personalidad de Capricornio viene dada por su astrología y simbología. ¿Qué piensas acerca de lo que conlleva ser de este signo de Tierra?