tauro

Todos los nacidos entre el 21 de abril y el 21 de mayo podrán sentirse orgullosos de estar representados por uno de los signos más poderosos del Zodiaco: el Toro. El elemento al que pertenece es la Tierra, por lo que el signo posee un fuerte apego hacia lo material. Es más, para los nativos, para este elemento tan solo existe lo que puede ser percibido por los órganos de los sentidos. Y el espíritu, la energía de las cosas o el alma, no dejan de ser una gran duda para ellos. A no ser que lo acaten sin más, al igual que lo hicieron sus antepasados.

Naturaleza de Tauro

La naturaleza de Tauro es fija, es decir, busca la plenitud, la producción, la repetición y la conservación de todo cuanto esté en su mano. Su planeta referente es Venus, la diosa del amor. Esta diosa le otorga sus cualidades más terrenales, mientras que a Libra, también regentado por este planeta, le ofrece sus cualidades románticas y artísticas. Una de las principales virtudes terrenales que Venus confiere al nativo de Tauro es su gusto por lo bello, lo sereno y por tanto agradable.

Este signo persigue en todo momento satisfacer todos los sentidos. El gusto por la comida es una de sus particularidades. La buena música y sus bellos instrumentos, un confortable mobiliario y unas suaves telas que deleiten el sentido del tacto. Y, por supuesto, un bello paisaje naturalista, un jardín florido o un ramo de flores, le transmitirán la plácida tranquilidad que tanto anhela.

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Tauro en Sociedad

Todo lo que sea violento, ruidoso, contaminante y grotesco desagradara en exceso al delicado nativo de Tauro. Puesto que lo que busca realmente es la comunión con la naturaleza. Su deseo es el de producir y preservar la riqueza de forma sencilla, serena y nada traumática. Por ello la sociedad y sus sofisticadas tecnologías no agradan a este ser de paso lento y seguro. La competencia no es su fuerte, ni tiene que demostrar nada a nadie. En todo caso tan solo debe hacer saber a los demás cuáles son sus pertenencias. Eso sí, una vez avisados, ya pueden andarse con cuidado. El Toro es manso y pacifico por naturaleza, pero si su paciencia se agota, puede convertirse en el más terrible y demoledor de los animales.

Y es que el Toro presta su imagen para simbolizar al signo fijo de Tierra. Al igual que este animal pace plácidamente, los sentidos del nativo de Tauro opera de forma similar a la hora de buscar y transformar el mundo material en riqueza personal. En el caso de este signo, su naturaleza está ligada a la plenitud con el elemento Tierra. El sueño que alienta a Tauro es la mejora de la producción material y el disfrute de los productos que la benéfica madre Tierra ofrece. Tauro no busca más allá de sus permanencias. Lo que tiene, para él es más que bastante, y hasta que no lo ponga todo en perfecto orden no se preocupara de volcar su atención hacia el exterior.

Como los demás signos, Tauro tiene sus miedos. La experiencia y el saber caracterizan a este signo a la perfección. No todos los signos tienen el gusto por el saber.

About the author

Dejar un Comentario